Cuidados de pedicura

Probablemente no le prestamos mucha atención a nuestros pies, son la parte olvidada de nuestro cuerpo, pasamos tanto tiempo preocupándonos del cabello y de la piel y que nos olvidamos de que nuestros pies también son importantes y que también merecen de nuestra atención y de nuestro cuidado.

En primer lugar ¿quién no ha tenido ampollas? Muchas veces cuando tenemos zapatos nuevos, se nos forman ampollas y estoy demuestra lo inadecuado que son los zapatos, y lo incómodos. En este caso no debes hacer nada más que frotarte zanahoria rallada o darte unos toques con ajo previamente machacado, de esta manera se reducirá la cantidad de líquido en las ampollas y se irán secando.

Otro consejo útil es mojar los pies en 10 gotas de aceite esencial de ciprés en una palangana con agua tibia, dejar los pies en remojo por 10 minutos. Así sentirás no sólamente que tus pies están más saludables sino que también los sentirás más relajados.

Otro problema frecuente es el pie de atleta, para este problema lo mejor que se puede hacer es pensar en prevenirlo, no conviene andar descalzo en piscinas o en lugares que haya agua estancada, pero si ya es demasiado tarde lo que tienes que hacer es buscar una crema de arbol de té para frotarla en tus pies, esto se debe repetir todas las noches hasta que tus pies estén sanos.

Por último, les diré como mantener en buen estado sus zapatos, sin que hayan hongos y sin que se pongan húmedos, el secreto está en que la noche anterior a usarlos se espolvorean los zapatos con bicarbonato de sodio, a la mañana siguiente los frotas con un cepillito y ya está, listos y como nuevos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *